Las cooperativas de trabajo que tributan en módulos serán investigadas por Fomento

FTP-Etrasa: las cooperativas de trabajo que tributan en modulos seran investigadas por fomento

Las continuas prórrogas en el régimen de módulos ha impulsado la aparición  de unas cooperativas cuyos socios tributan de forma ilegal

 

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha denunciado la aparición de nuevas cooperativas de trabajo, especialmente en Cataluña, aunque disponen de sucursales en diferentes comunidades autónomas,  “que ofertan públicamente y sin ningún recato la posibilidad de acogerse al régimen de módulos a los socios que se integran, con lo que no sólo contravienen la legalidad vigente, sino que además ocasionan el consiguiente descrédito para el resto de cooperativas que actúan conforme a la ley”.

Para la Federación, el hecho que se fomente la aparición de estas cooperativas es la consecuencia de las continuas prórrogas del mantenimiento del régimen de módulos en el sector del transporte, autorizadas por el Gobierno español en 2016 y 2017.

 

Ante esta situación, el Ministerio de Fomento ha decidido intervenir e incluir en el Plan de Inspección del Transporte por Carretera para 2018 una actuación prioritaria contra las cooperativas de trabajo asociado, que ofrecen de manera pública y sin ningún pudor la posibilidad de acogerse al régimen de módulos a los socios que se incorporen.

La semana pasada, el Ministerio empezó a enviar circulares a las cooperativas con la advertencia que este tipo de actuación tiene implícita una multa de hasta 4.001 euros por infracción muy grave por cada uno de los servicios llevados a cabo; la sanción se impone a la propia cooperativa y al socio cooperativo que tribute de manera indebida y, según recuerda Fenadismer, esto “implica además la pérdida del requisito de honorabilidad y, en consecuencia, la pérdida de las autorizaciones de transporte”.

 

En julio de 2013, entró en vigor la LOTT (Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres) con la prohibición que las cooperativas de trabajo que fueran titulares de autorizaciones de transporte a su nombre pudieran contratar la actividad profesional realizada por sus socios como si fueran transportistas, imposibilitando de este modo que los socios cooperativistas continuaran facturando por ese concepto.

 

A partir de ese momento, empezó un período transitorio para que las cooperativas que hasta ese año habían estado operando de esa manera pudieran adecuar la tributación fiscal de sus socios o, por el contrario, desligarse de la cooperativa y empezar la actividad de transporte por cuenta propia bajo requisitos precisos, en base al Real Decreto 937/2014 publicado en noviembre de 2014. De esta forma, la totalidad de las cooperativas de trabajo que existían hasta ese momento acondicionaron su régimen tributario a la nueva regulación que se recogía en la reforma de la LOTT.

 

Fuente: transporte3.com y autonomosenruta.com