México: Transporte urbano elevado personalizado

Etrasa-TravesiaLatam: mexico: transporte urbano elevado personalizado

Este novedoso proyecto tendrá una afluencia diaria de 77.967 viajeros y apartará de la circulación a 65.000 vehículos

 

El ingeniero Rodolfo Zamorano Morfín es el creador de uno de los sistemas de transporte más novedosos, y genuinamente mexicano, que podría ofrecer una solución a la movilidad anárquica de Ciudad de México.

 

El TUEP (Transporte Urbano Elevado Personalizado) no tiene nada que ver con un funicular ni con un teleférico que se manejan a través de cables, que desplazan a personas de zonas altas a bajas, y viceversa, y que tiene una finalidad básicamente turística y deportiva. 

Este innovador sistema puede utilizarse de forma elevada, pero el desplazamiento se realiza de manera horizontal, en cabinas, y estas trasladan a los pasajeros de su punto de origen a su destino sin necesidad de bajarse para realizar trasbordos.

 

El Gobierno de la Ciudad de México asignó a este proyecto 40 millones de pesos, mientras que su creador ha realizado una inversión de más de 70 millones de pesos.

 

Pero este proyecto se encuentra actualmente “parado” y con posibilidad de que sea implementado en otras ciudades como Panamá o Puebla antes que en la capital.

El prototipo se encuentra en un terreno de Los Reyes La Paz, Estado de México, esperando a ser aplicado en Ciudad de México en una ruta inicial que iría de Miguel de Cervantes Saavedra a Granada por la zona de Polanco. La ruta propuesta tendría una longitud de 7,6 kilómetros y contaría con 8 estaciones de tres tamaños.

 

El tique en esta ruta tendría un precio de 11 pesos y la afluencia de viajeros diarios sería de 77.967, esta cifra sacaría de la circulación a unos 65.000 vehículos de esa zona y la inversión que se necesitaría sería de 936 millones de pesos. El ingeniero creador de este sistema ha especificado que estos datos no son exactos, son de prueba, ya que necesitan un estudio de origen y destino, del que debería encargarse el Gobierno de la capital.

 

La concepción del TUEP es totalmente diferente a la de un funicular o teleférico, este proyecto está pensado para que sea utilizado en una ciudad, aprovechando el espacio elevado disponible y que, además, desplace la utilización del automóvil. Su nicho de mercado es la clase media que no quiera utilizar el Metro ni el Metrobús.

 

Su aplicación evitaría el colapso y el caos de vehículos en Ciudad de México, donde cada vez existen velocidades de circulación más bajas y se incrementa el número de automóviles.

 

Si en un vehículo viaja un promedio de 1,2 personas, las cabinas que se utilizarán para este proyecto están diseñadas para 2 personas que no tendrán que conducir porque el proceso será totalmente automatizado.

Además, otra de las ventajas del TUEP es que el pasajero no tendrá que bajar de la cabina para realizar ningún tipo de trasbordo, será la cabina quien lo realice.

 

Cuando el usuario llega a la estación, señala ante un torniquete su destino, realiza el pago a través de una tarjeta y pasa al andén. Allí lo está esperando una cabina a la que deberá subir, esta se encuentra programada con la información que facilitó en el torniquete y se encuentra programada automáticamente para realizar el viaje.

 

En relación a la fabricación de este proyecto, Rodolfo Zamorano señala que su plan no es fabricar las piezas y las góndolas sino que empresarios nacionales se encarguen  de su manufacturación. También señala que empresas de Inglaterra y Suiza han mostrado su disposición para realizar el montaje de este sistema en cualquier lugar.  

 

 

                                                                     

 

Fuente: elsoldepuebla.com